Patrimonio histórico estatal, la gruta es la más importante área de estudios sobre la prehistoria de Espírito Santo, una vez que posee vestigios de la presencia humana que datan de más de 5 mil años. El local posee además características geológicas distintas de la mayoría de las grutas, debido a la particularidad de la forma de los espeleotemas. En su interior es posible encontrar diversas formaciones originadas por la solidificación del agua a lo largo de miles de años. Las más comunes son cortinas, estalactitas, estalagmitas y travertinos.

Visitación: martes a domingo, entre 9h y 16h.