La hacienda está ubicada a ocho kilómetros del Centro de Castelo y a dos kilómetros de la ES-166 que hace la conexión de la BR-262 entre Cachoeiro de Itapemirim y Venda Nova do Imigrante. Marco histórico de la colonización de Castelo por los conquistadores portugueses, el espacio también cuenta la historia de los esclavos y de los inmigrantes italianos, y refleja la imponencia de los áureos tiempos del café.

Fundada en 1845, la hacienda tuvo como primero propietario Antônio Vieira Machado da Cunha. El nombre “Centro” le fue dado por su posición geográfica, que la tornó un punto de encuentro obligatorio de los hacendados de la región para las fiestas religiosas y celebraciones.

Tombado por el Consejo Estatal de Cultura en 1984, el Casarão da Fazenda do Centro recibió un proyecto de ocupación y revitalización ampliamente discutido con la sociedad, observando las tradiciones y valores culturales del municipio y la región.

La restauración garantiza la preservación del patrimonio y permite que los ciudadanos tengan acceso a un bien cultural y turístico, con ganancias simultáneas para la cultura, el patrimonio y el turismo, bien como para la comunidad, que preserva su historia y memoria.